Get Adobe Flash player

 Segunda Parte

hqdefault (1)

Más yo soy Jehová tu Dios desde la tierra de Egipto; no conocerás pues a otro dios fuera de mí, ni otro salvador sino a mí. Oseas Cap.13:4.

La virgen María madre de Jesús, escogida por Dios para que el Salvador JESUS fuese engendrado en su vientre en Espíritu para que naciese sin pecado y cumpliera una gran misión sobre la tierra, como llevar la reconciliación entre el hombre y Dios.

PALABRAS DE LA VIRGEN MARIA: Engrandece mi alma al Señor; y mi espíritu se regocija en Dios mi SALVADOR. Lucas 1: 46-47.

La virgen reconoce a pesar de ser judía necesitaba un salvador. En ella encontramos grandes ejemplos como la sumisión, la madurez espiritual, la negación así misma.

Con sus ejemplos debemos honrarla más no adorarla.

La biblia expresa grandes verdades para no caer en la idolatría, hoy en día se le ha quitado el nombre de la virgen María y se le han puesto diversos nombres lo cual no es correcto, la gente corre tras la voz humana de engaño para lograr sus milagros, pero nunca estudian las sagradas escrituras donde está toda la verdad la cual nos habla que nuestro amado Rey el único Dios del universo es la fuente de todo. Salmo 87.7 el creador de la virgen María.

Todos estos errores humanos se cometen por creencias equivocadas; las cuales conllevan a desobediencia en cuanto al segundo mandamiento de la ley de Dios : NO HARAS PARA TI ESCULTURA, NI IMAGEN ALGUNA DE COSA QUE ESTA ARRIBA EN LOS CIELOS, NI ABAJO EN LA TIERRA, NI EN LAS AGUAS, NI DEBAJO DE LA TIERRA. Deuteronomio Cap.5:8. Muchas personas recurren a rendir culto y a colocar a la virgen como mediadora con rezos repetitivos, y a tener la estampa como la foto y dicen es como cargar la foto de un ser querido para no olvidarse de ella. Las mujeres pueden honrar a la virgen siendo virtuosa como lo declara Proverbios Cap.31: 10 al 31.

La honra con sus modales: forma de hablar, de comportamiento, forma de vestir, prudencia, obediencia; con todo esto complacemos no a la virgen sino a nuestro amado Dios quien por todos estos dotes la escogió como una mujer santa.

Como personas creyentes debemos escudriñar las sagradas escrituras para complacer a Dios antes que ha hombres religiosos e idolatras; siendo HACEDORES DE LA PALABRA, y cortar con todo velo de religiosidad que ha venido de generaciones; por eso la palabra dice: CONOCEREIS LA VERDAD Y LA VERDAD OS HARA LIBRES.

Muchos por ignorancia están rindiendo un culto, sin imaginarse que detrás de todo esto hay un trasfondo de tinieblas. Por eso el conocedor de la palabra solo Adora al Padre, Hijo y Espíritu Santo un solo Dios verdadero como lo enseña la palabra.

Así como satanás falsifico el SER una sola carne en el matrimonio con la fornicación y el adulterio;   FALSIFICO la profecía verdadera concerniente a JESUCRISTO para permitir a los babilónicos adorar a un niño en brazos de su madre. Cuando comienza esta adoración a la REINA DEL CIELO se propago a través del mundo un culto satánico por dicha falsificación.

Nimrod, Semiramis y Tammuz
Su nombre era Nimrod. La Biblia nos dice:
“Y Cus engendró a Nimrod, quien llegó a ser el primer poderoso en la tierra. Este fue vigoroso cazador delante de Jehová; por lo cual se dice: Así como Nimrod, vigoroso cazador delante de Jehová” (Génesis 10: 8, 9).
Este “poderoso” cazador cautivó las mentes de aquellas gentes. Según “La Historia antigua a la luz de la Biblia”, p. 54, “Nimrod era tan poderoso y era tan grande la impresión que causó en la mente de los hombres, que el oriente está lleno actualmente de tradiciones de sus extraordinarias proezas”.
Nimrod estaba lleno de demonios que le proporcionaron muchas habilidades, y era un hábil estratega. Organizó la protección de las ciudades a base de murallas, y así fue estableciendo su propio reino.
Entendamos que justo después del Diluvio, habiendo muerto casi la totalidad de la humanidad, aquella humanidad extremadamente impía (ver Génesis 6: 1-7), todas aquellas miles de hordas de demonios que habitaban en aquellos hombres quedaron a la espera de volver a invadir nuevos cuerpos. Por lo tanto cuando los hombres empezaron de nuevo a multiplicarse sobre la tierra de Sinar, la maldad volvió a tomar lugar de nuevo.
El exponente máximo de esa maldad en ese momento lo protagonizó Nimrod.
La Biblia certifica estas palabras: “Y fue el comienzo de su reino Babel, Erec, Acad y Calne, en la tierra de Sinar” (Génesis 10: 10). Este fue el primer reino que hubo después del Diluvio.
Nimrod no fue un hombre en nada temeroso de Dios. La palabra que emplea la Biblia en el hebreo original para “poderoso”, se traduce realmente por “tirano”; así como la misma palabra Nimrod significa rebeldía.
Nimrod enseñó a las gentes a rebelarse contra Dios. Cuando la Biblia dice de Nimrod: “Este fue vigoroso cazador delante de Jehová” (Génesis 10: 9), este “delante de”, en realidad habría de traducirlo mejor por: contra, es decir: “contra Jehová”.
“Pagana y abominable adoración a Nimrod”
Nimrod, seguro de su poder sobre todos, levantó, satánicamente inspirado, un nuevo culto religioso. Fue un rey-sacerdote, levantando idolatría, cometiendo abusos y atrocidades de la peor clase. El inició todo el culto idolátrico del Oriente.
Satanás le usó como quiso, ya que al rebelarse contra Dios, se puso enteramente en las manos del enemigo de nuestras almas. Bajo Nimrod, la astrología se desarrolló y se sentaron las bases para la magia negra y blanca. El desarrolló el culto a Moloc, tan difundido entre los cananitas y desgraciadamente, entre Israel en un tiempo.

Finalmente, Nimrod murió asesinado, y el pueblo lo lloró. Pero su culto religioso que había iniciado, la religión babilónica, prosiguió. Su mujer, Semiramis (o Istar, Astarté), fue la gran sacerdotisa en tiempos de Nimrod y después de él. Esta dijo que Nimrod era el “dios-Sol”, o Baal (Señor).
Semiramis era una bruja, físicamente bella y poderosa, completamente rendida a Satanás, el cual la usó para sus fines de destrucción de la humanidad. Más tarde, quedó embarazada, aunque decía que era virgen; y dio a luz un hijo ilegítimo, le llamó Tammuz, y declaró que ese hijo era en realidad el mismo Nimrod renacido.
El Pastor David L. Brown, Ph.D. de Logos Resource Pages, escribe:
“Según antiguos escritos, Semíramis fue la esposa de Nemrod. Llegó a ser la sumo sacerdotisa de la religión babilónica, y fue llamada la Reina del Cielo. Conforme a la antigua leyenda, Nimrod murió, y vino a ser el dios sol. Su mujer Semíramis fue impregnada por un rayo del sol, y dio a luz a Tammuz (un falso nacimiento virginal). Más tarde Tammuz fue muerto por un jabalí. No obstante, después del clamor de Semíramis por 40 días, Tammuz vuelve a la vida, lo cual es una falsificación de la resurrección. De hecho, este fue el origen del falso sistema religioso que envuelve la adoración a la madre y al hijo. De hecho, durante la cautividad de Babilonia, en Jeremías vemos que esa fue la adoración de Israel, la abocada a Semiramis como “Reina del Cielo” (Jer. 7; 18, 19; 44: 15-30). En el templo de Jerusalén, adoraban a Tammuz, el hijo de Semiramis (Ez. 8: 14, 15) Esa diabólica adoración se extendió a lo largo del mundo”
Acordémonos que la Palabra nos habla de Tamuz en Ezequiel:
“Y me llevó a la entrada de la puerta de la casa de Jehová, que está al norte; y he aquí mujeres que estaban allí sentadas endechando a Tamuz. (Ezequiel 8: 14)
No contenta con ser suma sacerdotisa, Semiramis, se proclamó a sí misma diosa y demandó que se le sacrificaran niños. Semiramis capitalizó la rebelión del hombre contra las leyes de Dios sobre el matrimonio.
Promovió el celibato, una cubierta religiosa para luego cometer adulterio, fornicación, homosexualidad, sodomía y lesbianismo. Este celibato, supuestamente separaba a los sacerdotes y los hacía “santos”; les hacía como superiores al resto de los hombres y mujeres que contraían matrimonio y tenían hijos.
“La versión egipcia de Semiramis”
Semiramis, la reina-madre, por inspiración satánica, conocía la profecía de que de una mujer nacería el Mesías (ver Génesis 3: 15). Semiramis decía ser el “espíritu de Dios” encarnado en una madre humana. Su símbolo era la luna. De esta “madre-virgen” pronto aparecieron por
todas partes estatuas de ella cargando al pequeño “dios-sol”; el cual decía que era el “salvador”.

Los Sacerdotes Babilónicos se ven obligados a emitir un decreto para ser llamada LA REINA DEL CIELO y a partir de este momento comenzó a rendirse culto a la VIRGEN MARIA Y AL DIVINO NIÑO JESUS; iniciándose así una poderosa idolatría a la virgen nombrándola como madre de Dios y como intercesora; lo cual bíblicamente es una falsificación.

Es necesario renunciar a la cubierta de idolatría que se lleva en la familia por la ignorancia, por eso el Señor en su palabra nos dice que nos demanda MAS CONOCIMIENTO QUE SACRIFICIOS. Oseas Cap.6:6.

Continuamos próximo artículo.

COMPARTE ESTE ARTICULO, NO OLVIDES QUE PUEDES EDIFICAR MUCHAS VIDAS. DALE CLICK A LAS REDES SOCIALES EN LA PARTE INFERIOR. DIOS LOS BENDIGA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con tu donación contribuyes para el sostenimiento de la plataforma y sus dominios de esta pagina, la cual es el alimento espiritual para miles de vidas que necesitan el consejo y la orientación espiritual que los llevara a la salvación.
Biografia
Servicios
Si necesita recibir consejeria, devocional, información o escribir directamente a la Directora de Vallado, estos son los siguientes correos: consejería@valladoespiritual.org info@valladoespiritual.org devocional@valladoespiritual.org
Entradas recientes