DESACTIVANDO LAS MINAS EN LOS HOGARES

publicado en: Articulos, Familia | 0

Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Adonaí (Señor). Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría y  no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo de Hombre vendrá a la hora que no pensáis. Mateo Cap.24: vers. 42- 43 y 44.

 

Muchos sucesos a nivel mundial han desestabilizado al ser humano, creyente y no creyente.

El Adonaí nos hace un llamado a nosotros sus hijos para entrar en un tiempo de preparación y no dejarnos contaminar por toda la información que transmiten algunos medios de comunicación.

Cuando en su palabra nos dice que seamos como niños, es porque tenemos un ejemplo de ellos, saben que tienen a sus padres y que les proveen, los cuidan, y es tal la confianza que a ellos no les interesa lo que esté sucediendo en su entorno.

Nuestro amado Padre Celestial quiere que depositemos en Él una fe genuina que cree a sus promesas, que sabe cómo hijos en quien han creído. Nosotros como hijos de Elohim (Dios) no seremos objeto del juicio venidero leer 1ª. Tesalonicenses Cap. 5 del vers. 1 al 11 / Apocalipsis Cap. 3:10 dice que nos guardará de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero.

Nuestra mayor responsabilidad es prevenir que el ladrón mine la vida moral, espiritual, social y mental en los hogares.

El termino MINAR se define como consumir, destruir, abrir grietas subterráneas, más adelante se utilizó el termino como poner explosivos para destruir. Si se minan las familias, se mina toda una sociedad.

Si las minas en el área secular son un peligro, vienen hacer un arma destructiva en el área espiritual, es tan letal porque afecta el alma y el cuerpo.

Cuando explotan dentro del ser humano, causan destrucción, dolor, tristeza, sentimientos de culpa, vergüenza, remordimiento, todo esto puede producir una barrera entre el Adonaí y el hombre.

La mente que es el potencial del alma, muchas veces es minada con pensamientos de negativismo, preocupación, zozobra, desconfianza, temores, ansiedad, y otros; todo esto produce enfermedades sicosomáticas, siquis-mente, somática- cuerpo.

Es una mina que entra a destruir llevando ganas de no vivir porque las emociones, sentimientos y voluntad han sido afectados.

El blanco del enemigo son los hogares y muchos de ellos abren puertas al enemigo cuando se admite la ANARQUIA en los hijos, esposa, esposo, por eso la palabra nos insta a estar VIGILANTES no solo en oración, sino en reunirlos, exhortarlos, darles consejo, edificarlos a través de la palabra.

Vigilantes con lo que se ve dentro de los hogares, que corriente mundana o minas quiere el enemigo entrar; anatemas que el enemigo quiera establecer con música, videos, afiches y otros.

La oración en guerra espiritual a todas las minas que hayan entrado en un hogar, pueden ser desmanteladas  para limpiar la atmósfera de tinieblas en los hogares.

El enemigo está alborotado porque le queda poco tiempo; el arrebatamiento está muy cerca y el propósito de él, es minar y destruir las vidas minando sus casas.

Debemos impartir palabra profética de bendición sobre los hijos, busque en las sagradas escrituras las promesas que hay sobre ellos, acuérdese que la palabra es viva y eficaz, más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y  los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Hebreos Cap.4:12.

El efecto de profetizar sobre tu familia desactivando las minas que has visto en ellos es tan poderoso lea esta palabra Isaías Cap. 55:11, serán  erradicadas de las vidas.

Luego profetiza cambios, establece sobre ellos la palabra de bendición que has escogido sobre ellos.  Les anoto algunas citas Isaías Cap.49:25,  Isaías Cap.59:21, Isaías 6l:9, Jeremías Cap.24:7,  Salmo 144:12,  Salmo 128:3 al 6, Salmo 127: 3 al 5, Salmo 112:2   .

ORACION PROFETICA: Coloco cada vida que comenzará a prepararse para desmantelar toda obra del enemigo en su familia, profetizo que primero ella saca las minas que han estado en su vida, para iniciar la labor con derecho legal sobre el enemigo; y toda cautividad que se mueva en la familia se romperá y se destruirá tu palabra dice: Pero así dice Jehová ciertamente el cautivo será rescatado del valiente, y el botín será arrebatado al tirano; y tu pleito yo lo defenderé, y yo salvaré a tus hijos. Isaías Cap.49:25. Bendigo cada familia con paz, tranquilidad, confianza en el Eterno, creyendo a las promesas que Él nos ha entregado.  Amén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *